Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Viernes 23 de octubre de 2020

Catamarca: Una travesía por un Bosque de Arrayanes

Sección
Turismo
Fecha de publicación
21 de septiembre de 2020

Cuando uno escucha hablar del Bosque de Arrayanes, su mente vuela automáticamente hacia el sur del país. Se traslada a los senderos que muchos de nosotros recorrimos en la adolescencia, cuando los viajes a la rionegrina Bariloche era la moda del momento. Pero no es así. No quiero repetir la frase que tantas veces he dicho en estas columnas, pero no puedo evitarlo: Catamarca es una caja de sorpresas para el turismo argentino. Adivinen, sí, la provincia del NOA tiene su propio bosque de arrayanes, ubicado apenas a 50 kilometros de la capital.

Dentro de la zona boscosa de las Yungas, que atraviesa tres provincias norteñas para encontrar su fina en la árida Catamarca, hay una zona dominada por los llamados “Arrayanes del Cerro” y “Arrayanes grises” dos variedades que son características de la zona y que forman un techo verde bajo el que los turistas pueden pasear y emocionarse. Con un detalle que no es menor, en general Catamarca es un territorio árido, salvo esta franja boscosa, por lo que la proliferación de mosquitos no es tan intensa con en el resto de las provincias del NOA.

Este paseo es toda una aventura y no es apta para perezosos. Al lugar sólo se accede a caballo o caminando, esto último nos nada recomendable. Se trata de un camino de más de 11 kilómetros, que es bastante exigente para transitarlo a pi además durante el paseo usted deberá surcar las quebradas catamarqueñas y cruzar varias veces ríos y arroyos. Si se pregunta si el esfuerzo vale la pena no tengo temor a equivocarme cuando le digo que sí, vale la pena.

Los 11 kilómetros recorridos lo llevarán hasta las sierras de Ambato, la zona más húmeda de Catamarca. El camino es una especie de herradura ascendente que va desde los 850 metros, hasta los 1500. Si bien la altura no es suficiente para apunarse, la humedad y estar ten lejos del nivel del mar hacen la travesía bastante exigente. No se apure, vaya a su ritmo, recuerde que está de vacaciones y no corriendo una carrera. Las vistas valen la pena la demora.

En el camino que va desde localidad de Concepción hasta el bosque, usted estará metido dentro una maravillosa quebrada que formó, con el correr de los siglos el paso del aguo del río Pampichuela y del Arroyo del Bosque. Pero lo más maravilloso, es que ocultos entre la selva encontrará tres puestos habitados, donde la gente hizo del bosque su modo de vida. Sin duda un paisaje completamente descontextualizado de lo que suele verse en la provincia. Un paseo que le llenará los pulmones de aire frío y los ojos de belleza.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur