Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Jueves 28 de mayo de 2020

Con los datos de 10 millones de teléfonos se toman decisiones para prevenir los contagios de coronavirus

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
10 de abril de 2020

Tos los días al mediodía el Gobierno recibe un reporte de la movlidad de las personas y de cómo esos desplazamientos se vinculan, o no, con los casos de contagios de coronavirus. Ese informe se realiza en base a los recorridos que se observan a partir de los teléfonos celulares y, según lo que surge cada día, se toman decisiones orientadas a prevenir la existencia de más casos, a dar marcha atrás o a relajar otras determinaciones.

Se trata de una herramienta clave en momentos en que el Gobierno se debate flexibilizar la cuarentena a partir del próximo 13 de abril, aunque de una manera controlada porque, hasta ahora, se estima que los picos de contagio podrían producirse a partir de mayo. Cualquier medida podría modificar las previsiones consideradas hasta ahora.

El indice de movilidad ciudadana (IMC), tal el nombre de esta herramienta, fue desarrollado por Movistar y la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y apunta a medir todos los días cómo se mueven las personas en el país y relacionarlo con la propagación del COVID-19.

El muestreo diario está basado en 10 millones de clientes de la compañía, distribuidos en todo el país aunque delimitados por zonas de no menos de 7.000 habitantes. El total de los celulares que se rastrean es equivalente al 40% de la población de la Argentina.

Movistar toma diariamente esos datos de movilidad, anonimizados, es decir, sin identificar de manera particular el usuario, mientras la UNSAM aporta la metodología y la aplicación científica. Ambos discuten, a su vez, algoritmos y formas de encarar nuevos cálculos. Este hub analítico avanzado está conformado, además de los investigadores de la universidad, por dos ingenieros en física teórica y un médico.

"Esta iniciativa se originó a partir de una convocatoria de la Jefatura de Gabinete de Ministros para otra cuestión específica. Y, luego, con la UNSAM surgió la posibildad de armar reportes sobre datos anónimos y agregados de la red. En pocos días se pudo medir el desplazamiento relativo de las personas porque en situaciones de pandemia, la propagación del virus está altamente vinculada con la movilidad de los ciudadanos", explicó a iProfesional, Horacio Mansilla, director de big data e inteligencia de negocios de Telefónica Movistar.

Estos datos permitieron estudiar y crear índices de desplazamiento de la población actuales que se contrastan con reportes anteriores a la puesta en marcha de las distintas medidas oficiales. A partir de esa comparación y el cruce de datos se determinan los eventuales contagios y se pueden tomar decisiones a partir de la conclusiones que se obtienen.

Esos mapas -equiparables a los llamados mapas de calor en donde se muestran concentraciones de personas en momentos determinados, como un embotellamiento de tránsito o un concierto de música- comparan el movimiento libre de las personas con dos situaciones clave:

- primero, la suspensión de las clases y los posibles efectos que eso produjo para reducir curvas de contagio;

- segundo, la imposición del aislamiento social, preventivo y obligatorio, vigente desde el 20 de marzo pasado.

"Lo que se ve hoy contra la primera semana de marzo es que se redujo en un 70% la movilidad de las personas, y que esto podría estar en relación con una reducción de 70% de la tasa de contagio", agregó Mansilla.

La información sobre el movimiento de las personas se recopila durante el día y se procesa durante la noche. A la mañana siguiente se efectúan las correcciones por localidad, distrito y provincias, y al mediodía el Gobierno recibe el nuevo reporte. Así, cada día, incluidos sábados y domingos.

"Esta herramienta le puede ayudar al Gobierno a gestionar de manera más ordenada la salida de la cuarentena pues les permitirá ver cómo repercuten esas medidas al analizar el índice de movilidad con la tasa de contagio", destacó Mansilla.

Cruzamiento y escenarios

Este índice de movilidad de Movistar y la UNSAM es similar al que la semana pasada dio a conocer Google y que mostró cuánto cayó la asistencia de las personas a los lugares de trabajo, centros comerciales, farmacias, parques y paradas y espacios de trasbordo de transporte a nivel país y, luego, discriminado por provincia.

De esos datos, también anonimizados, también se podía dilucidar cómo se estaba cumpliendo la cuarentena en las distintas provincias del país y relacionar ese comportamiento con el surgimiento de nuevos casos o, directamente, de ninguno, tal como, hasta el momento de la producción de este artículo, sucedía en Catamarca, Formosa y Chubut.

Otra de las compañías que realiza una tarea similar es Facebook que brindará datos, también anonimizados de usuarios, junto a los de los posibles contactos de personas cercanas a su ubicación y amistades. El objetivo, como en los casos anteriores, apunta a ayudar a los especialistas e instituciones que investigan la difusión del coronavirus.

El análisis de esa información y las cuestiones que surgen a partir de esa actividad es lo que reveló en los últimos días el Instituto del Desarrollo Social Argentino (IDESA) que, en base a los reportes de Google, determinó que a mayor informalidad de la actividad económica hay menos adhesión al confinamiento.

El reporte de IDESA admitió que resulta difícil medir el nivel de cumplimiento del aislamiento social preventivo y obligatorio pero señaló que "información públicada por Google sobre movilidad hacia lugares de trabajo combinados con datos del INDEC sobre mercado laboral arrojan luz sobre el tema".

Y observó, por ejemplo, que en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las provincias del sur, donde sólo el 30% de quienes trabajan lo hacen en la informalidad, el 66% se ausentó del trabajo por confinamiento mientras "en las provincias del norte, región en la que la incidencia de la informalidad llega al 53%, sólo el 46% se ausentó del trabajo" por la misma razón.

Ese trabajo que realizó IDESA en base a los reportes de Google es similar al que elabora el Gobierno cada día una vez que recibe el índice de movilidad de Movistar y la UNSAM. Por eso Mansilla sostuvo que con esta información Alberto Fernández podrá tomar las decisiones que considere convenientes. Y modificarlas, cada vez que se detecten patrones que den determinados indicios.

"Podrán liberar cierto sector y, al día siguiente, ver cuál es el impacto entre la movilidad y los contagios. Y tambien predecir cómo una política puede tener impacto, aunque en este punto hay que advertir que, por cuestiones de privacidad, hilar más fino resulta más complejo", advirtió.

Lógicamente, la movimiento de las personas se modifica de un día para otro. Un ejemplo claro fue el del viernes 3 de abril, cuando comenzaron a abonarse las jubilaciones y pensiones de marzo, y los adultos mayores se volcaron de manera masiva a las sucursales bancarias para cobrar.

Mansilla confirmó que la Jefatura de Gabinete de Ministros recibió, también, el reporte de ese dia y lo que se pudo ver en cada área arrojará, con el correr de las jornadas, si hubo algún impacto de contagios en esa población, o no, o qué sucedió a partir de esos desplazamientos no esperados ni recomendados. Se presume, de todos modos, que a partir de esa información se tomarán decisiones una vez que el cruzamiento de información arroje escenarios concretos.

En el mundo

En España, más de 40 millones de teléfonos móviles son rastreados desde hace semanas para conocer los movimientos de la población entre territorios y, así, tomar decisiones frente al coronavirus en uno de los países del mundo donde la pandemia está golpeando más fuerte.

Esa información es recibida por la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial del gobierno español, a cargo de informar oficialmente sobre esta tarea, que a su vez cruza los datos con el Instituto Nacional de Estadística (INE) para "contribuir a una toma de decisiones más eficiente".

El DataCOVID, tal el nombre que recibió el estudio, tiene cobertura en todo el territorio español que fue dividido en 3.200 áreas de movilidad con poblaciones que van de los 5.000 a los 50.000 habitantes. Telefónica, Orange y Vodafone son las empresas que participan de esta experiencia que arrancó como prueba piloto en la Comunidad Valenciana.

Experiencia que también desarrolla el Gobierno argentino en donde la información cumple un rol fundamental. Y de la que dependen, más que nunca, las políticas para evitar mayores contagios y el colapso del sistema de salud.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur