Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Sábado 15 de diciembre de 2018

Tucumán: “Las PyME deben dejar de sufrir por la burocracia”

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
12 de marzo de 2018

Tucumán sigue en deuda con las pequeñas y medianas empresas (PyME) desde que el Gobierno interpuso el veto total de la adhesión a la Ley Nacional para la actividad, que contemplaba beneficios tributarios.

El argumento para aquella decisión fue que la Dirección General de Rentas se veía “imposibilitada de determinar el costo fiscal potencial que traería aparejada la promulgación del proyecto de ley”. Pasó un año y la situación se sostiene. La gestión del gobernador Juan Manzur apunta de que sí habrá adhesión. De hecho, ya se inició un expediente en tal sentido (999/300/17) y se impulsó la creación de un Registro provincial PyME. Mientras tanto, desde la Nación señalan que, más allá de que aún no haya aquel acogimiento, las PyME tucumana pueden acceder a los incentivos de la normativa. Aunque agregan que el Consenso Fiscal, rubricado con las provincias, activa una serie de medidas fiscales en cada distrito que tienden a beneficiar a las pequeñas empresas. “Durante los últimos años, más bien el Estado maltrató a las PyME y, por eso, es razonable que haya una mirada de escepticismo y desconfianza por parte del sector”, reconoce el secretario de Emprendedores y PyME de la Nación, Mariano Mayer, durante una entrevista telefónica.

-¿A qué atribuye que Tucumán no haya adherido aún a la ley nacional de PyME?

-Por lo que me comentan, hay buenas posibilidades de que las fuerzas políticas locales consensuen un proyecto. Eso sería importante. De todas maneras, es bueno aclarar que los tucumanos pueden acceder a la mayoría de los beneficios de esa normativa. Es bueno remarcarlo porque es muy bajo el número de PyME registradas, casi un 21%. Hay muchas empresas que no se presentaron porque creen que no aplican para gozar de los beneficios o las de comercios y servicios piensan que esos incentivos son para la industria. Si miramos la foto de Tucumán, veremos que de un total de 17.500 PyME sólo 3.800 están registradas. A nivel país, las que se registraron ya vieron un ahorro en impuestos de casi $ 8.000 millones.

-¿Y en el caso de Tucumán?

- Unos $ 175 millones correspondieron a Tucumán en 2017. Esto es porque 188 empresas realizaron inversiones productivas y se ahorraron casi $ 79 millones gracias a los beneficios del Régimen de Fomento a las inversiones y más de 1.500 empresas ahorraron otros $ 97 millones con la compensación en impuesto al cheque. Esto demuestra que es real y tangible la conveniencia de darse de alta como PyME no sólo para gozar de beneficios impositivos.

-¿Por qué cree que les cuesta tanto a las PyME registrarse?

-Es cierto que, en los últimos años, el Estado más bien maltrató a las PyME. Por eso digo que es razonable que tenga esa mirada de desconfianza. Pero esto está cambiando, no sólo en las palabras; también en los hechos. Tenemos claro que las PyME son el corazón productivo de la Argentina. Y aquí no se trata de ayudarles a sobrevivir, sino a crecer, a mejorar su productividad y su competitividad. Esto implica bajarle los impuestos, los costos laborales y darle financiamiento. Otro tema muy importante es la burocracia. Las PyME la sufren y deben dejar de sufrir por esa burocracia. No puede ser que el empresario PyME deba convertirse en un especialista en trámites y perder, así, mucho tiempo. Por eso, avanzamos con la Secretaría de Simplificación Productiva en mejorar todos los trámites para acceder más rápido a los beneficios, para darle a las PyME de alta en el registro y así, con el certificado digital, pueden acreditar rápidamente su situación ante el Estado o ante los bancos. El tiempo que se pierde en la burocracia debe ser dedicado más a producir y a generar empleos. Creo que, de a poco, vamos cambiando ese cuadro de situación, para allanarle el camino hacia la competitividad.

-CAME viene pidiendo la reglamentación de algunos artículos de la Ley PyME y bajar el costo argentino para el sector...

-En la elaboración de la ley, trabajamos mucho con las distintas entidades empresarias. Por eso digo que no se trató de una genialidad nuestra, sino que fue producto de saber escuchar al sector. En ese sentido, podemos decir que, pese a las restricciones presupuestarias, bajamos impuestos para las PyME. Y eso es parte del gradualismo que postulan. Y si piden más, vamos a seguir escuchándolos y trabajando con ellos. La reforma tributaria beneficia a muchas PyME. Contribuyó a bajar los costos laborales, entre otros aspectos.

-En esta parte del país, el reclamo es mayor porque los empresarios sostienen que persisten las asimetrías respecto de la zona centro del país....

-Es cierto que todavía sigue habiendo muchas diferencias por el tema de la infraestructura. Pero también que hay un programa como el Plan Belgrano que está trabajando en ese tema como nunca antes se lo hizo en la historia. Apuntamos a mejorar la competitividad, no sólo en rutas, sino también en aeropuertos. Una clara muestra en Tucumán fueron las obras encaradas por la Nación para que la aeroestación sea modernizada. Y claramente esas obras han mejorado la competitividad al sector de arándanos, por mencionar a uno. También venimos trabajando en sectores que no dependen tanto de la infraestructura porque encontramos empresas de servicios basados en el conocimiento. Y, en Tucumán, hay muchas de estas PyME, con un cluster tecnológico muy grande del que se puede exportar directamente al mundo, sin pasar por Buenos Aires. La potencialidad de esa actividad es muy grande. Por eso sostengo que no sólo debemos hablar de economías regionales, sino también de talentos regionales.

-¿Cómo se consolida a un sector que todavía necesita de medidas adicionales para sostenerse como es el sector PyME?

-Cada vez más vamos hacia un mundo PyME. Por eso es necesario cuidarlas a las empresas, para ayudarles a crecer. Esto significará más empleo en el país y más productividad. Creo también que las pequeñas y medianas empresas deben encarar el proceso de transformación digital, que es el mundo hacia dónde vamos. Estamos acercando herramientas en ese aspecto. Por eso insisto con reducir la burocracia, para que puedan trabajar más en la productividad y en la calidad de los servicios o de los bienes que comercializan.

-¿Considera que las provincias deben contribuir más con medidas complementarias para acompañar el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas?

-Creo que es parte de lo que se conversó cuando los gobernadores al firmar el Consenso Fiscal. Las grandes beneficiarias de ese pacto fiscal, sin dudas, son las pequeñas y medianas empresas. Si tomamos en cuenta el aspecto impositivo, podemos observar que, en la práctica, las empresas grandes tienen más espaldas para lidiar con cuestiones fiscales, ya que cuentan con un ejército de abogados y de contadores; pero las PyME, no. Entonces, la carga burocrática y administrativa es muy grande y el que más la sufre es la PyME.

-¿Qué le sugeriría al empresario PyME para que supere la volatilidad económica y política?

-Tengo una mirada muy optimista, porque hay mucho talento en el país. Si lograron sobrevivir hasta ahora los convierte en héroes productivos. Estamos trabajando para que puedan crecer y darle todas las herramientas para que exploten ese talento innato en el empresario PyME. Creo que hay dos cuestiones claves en este proceso, a igual tecnología en el mercado: el Estado y el talento. Para el talento, hay que seguir trabajando con el capital humano. En lo que hace al Estado, debemos estar a la altura de las circunstancias para ver crecer a las PyME argentinas.

Fuente: La Gaceta

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur