Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Domingo 15 de septiembre de 2019

Tucumán: La crisis del PJ

Sección
Integración
Fecha
7 de junio de 2019

Pedro Paulín *

Tucuman puede ser parte de la perdigonada ola de triunfos localistas y confirmar la curva descendente de Cambiemos en el interior o dar un batacazo que parta la historia reciente del jardín de la república. La pelea interna del peronismo puede desembocar en la primera mujer al mando del poder, la senadora nacional Silvia Elías de Pérez, quien sólo gana en una encuesta y quedó posicionada como tercera o cuarta en las restantes encargadas por el peronismo.

Juan Manzur y José Alperovich, actual y ex gobernador respectivamente, han decidido gastar sus últimas balas entre ellos, sin proponer cambios ni plan de Gobierno, sin exhibir gestión en el caso de Manzur, y sin siquiera ir al debate en el caso de Alperovich.

El problema del peronismo tucumano es bastante sencillo: los números de la gestión, vergonzantes, intentan convencer a los votantes que ahora sí entonces se podrá reencauzar lo que no se pudo en veinte años. El eterno retorno de la esperanza que la clase dirigente exige a los pobres cada dos años.

El desastre de Manzur es visible, casi el 30% del peso de la economía provincial es el Estado, o sea, la política. La presión fiscal es superior a la suma de Catamarca, Chubut y Santiago del Estero, y las muertes por inundación tienen un correlato en el presupuesto: 4.15 pesos de cien del presupuesto fueron a obra pública en 2018.

Así entonces, Manzur se debate entre sus propios desastres y los heredados por él mismo y su mentor, José Alperovich. En el caso del senador, directamente prefirió no debatir días atrás, producto de los malos números que manejan en su entorno y inmoral situación que vivió en un estudio de televisión días atrás cuando avanzó sobre una periodista en vivo. Pensamientos arcaicos que empiezan a tener un costo político en el interior. Sólo un caudillo violento y sin capacidad de interpretación de cambio podría pensar que en 2019 no tendría costo político seducir, avanzar, violentar una situación en un medio de un programa de televisión. Quizás la suerte permita que se recuerde a Alperovich por ese atroz error y no por su desastrosa gestión, al compás de la corrupción kirchnerista y los bolsos de José Lopez, amigo personal suyo y ex candidato K en otros tiempos, fuera del penal.

El Gobierno, como casi siempre, no hace goles pero también desvía las que pueden entrar, vicios de la nueva política. Silvia Elías de Pérez no tuvo apoyo de la Rosada. En el ministerio del Interior aclararon a este columnista que la relación nunca fue intensa y que la estructura para la financiación es escasa. Coincide con el diagnóstico del entorno de la senadora: “vamos a ganar con lo que tenemos, sin funcionarios y con el PRO pateando en contra”, graficó un asesor.

Así todo, los votos del conservadurismo tucumano tienen dos usinas: Cambiemos y la familia Bussi. Ricardo, hijo del ex general fallecido, milita el parlamentarismo con pasión, tal es así que será candidato a gobernador y diputado nuevamente. Más allá de confirmar que no aspira a ganar el domingo, mantiene una práctica que no es más torpe que antigua, con el antecedente testimonial de Néstor Kirchner y Sergio Massa compitiendo por cargos que no querían obtener, para perder con Francisco De Narváez en 2009.

Así entonces, la política podría tener el primer batacazo: sólo la encuestadora Dattalab que dirige Juan Colin posiciona a Cambiemos ganando la provincia o perdiendo por un punto con Juan Manzur, el resto plantean un triunfo muy holgado por parte del oficialismo e incluso por el propio José Alperovich, más cerca de la deserción que del festejo. Síntomas de sistemas feudales que desnudan su raquitismo antes de la despedida.

* Perfil - Analista político

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur