Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Lunes 24 de septiembre de 2018

Extinción de dominio, una sanción impostergable

Sección
Opinión
Fecha
14 de septiembre de 2018

Maximilano Abad *

Disiento con quienes afirman que el escándalo de los cuadernos de las coimas de alguna manera ha despertado a la sociedad argentina. Sí es cierto que la magnitud de la causa, los funcionarios implicados y el carácter espectacular del sistema pergeñado durante tantos años, impresiona. Nadie lo duda. Pero creo que la ciudadanía hizo el cambio antes, cuando hace poco menos de tres años atrás votó una opción republicana, transparente y moderna para conducir al país.

A esta Argentina no le da lo mismo lo que está pasando. Y es muy sano y rescatable que así sea. La ciudadanía exige respuestas concretas y rápidas dentro de la política, no por fuera de ella. Esa es una distinción fundamental respecto al escenario de 2001 y 2002, cuando el modelo de representación político/sindical vigente explotó en mil pedazos. Hoy, una enorme mayoría de argentinos, independientemente de sus preferencias partidarias, espera una señal que indique que esto no va pasar nunca más.

La ley del arrepentido y la ley penal de personas jurídicas, impulsadas por el actual Gobierno, están demostrando ser herramientas fundamentales para que las causas por corrupción progresen y no queden en meras declaraciones mediáticas.

De cara al futuro, el Presidente Macri anunció el envío de un proyecto clave para configurar un nuevo marco legal que prevenga, desaliente y castigue oportunamente las conductas que no se ajusten a lo que se espera de un funcionario público. En efecto, la ley de ética pública establecerá nuevas y más estrictas normas para la confección de declaraciones juradas y el control del patrimonio de los familiares directos de quien ejerza un cargo en el Estado.

Pero falta algo fundamental, que increíblemente -aun en este contexto- todavía el Congreso no convirtió en ley. El proyecto de ley de extinción de dominio fue cajoneado durante más de un año en el Senado. Hace tres semanas el peronismo logró modificar la media sanción de Diputados. Decidieron impulsar un proyecto que prevé un proceso más largo para recuperar los activos obtenidos a través de actividades ilícitas, como la corrupción, el narcotráfico y la trata de personas. Además, pretenden que el trámite se realice dentro del fuero penal, por lo tanto no está permitida la retroactividad. ¿Qué significa esto? Que esta ley, de aprobarse, no podría aplicarse a los funcionarios que sean hallados culpables en la causa de los cuadernos de las coimas. Qué casualidad, ¿o no?

La discusión que viene en la Cámara de Diputados es el Presupuesto del próximo año, clave para reafirmar el camino hacia el déficit cero en 2019 y ser, de una vez y para siempre, un país viable. Espero que, de todos modos, pueda tratarse pronto este proyecto. Nuestra posición está clara y es la misma desde el primer momento: Cambiemos insistirá con la media sanción original. Con los corruptos y narcotraficantes no hay medias tintas ni parches que valgan.

No olvidemos que la contracara de los sobornos, los bolsos y los sobreprecios en la obra pública son los programas sociales desfinanciados y los hospitales públicos sin insumos. Estamos haciendo un esfuerzo enorme para que el ajuste impostergable que se impone no lo sufran los más desprotegidos. No vamos a quedarnos de brazos cruzados mientras un grupo de legisladores juega con la plata que debe volver como trabajo y obras a la gente.

Los honestos no tienen nada que temer; al contrario, esta ley permitirá diferenciarlos de quienes usaron sus cargos e influencias para engrosar sus bolsillos. Espero que la política no se quede atrás y reaccione con celeridad. Los está mirando el país.

* Nuevos Papeles

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur